Movimientos internacionales destacan legitimidad de elecciones en Nicaragua

Investigan lavado de dinero bienes y activos en Nicaragua
Foto: Investigan lavado de dinero bienes y activos en Nicaragua / TN8

Asociaciones, movimientos de solidaridad con Nicaragua y ONG’s nacionales, además de otras extranjeras acreditadas en el país sostuvieron una nueva sesión virtual en la que reflexionaron sobre temas comunes y el ejercicio de la democracia, consumado en elecciones libres y soberanas.

Las observaciones de la Organización de Estados Americanos, OEA, en los procesos electorales lejos de abonar a favor del ejercicio ciudadano a elegir a sus autoridades, empuja al caos cuando los resultados no son convenientes a los intereses protegidos; destacaron los participantes que se conectaron desde distintas partes del mundo.

 

«A mí me parece muy sensato el hecho que Nicaragua no tenga observadores sino que acompañantes, porque no se entiende por que debería ser Nicaragua el país que tiene que estar bajo observación cuando muchísimos más países, mucho más poderosos que Nicaragua, no tienen observadores internacionales. Celebran sus elecciones haciendo barbaridades como en las últimas elecciones de Estados Unidos y sin que nadie esté prospectando, si las elecciones son válidas o no»; manifestó Fabricio Casari, periodista y escritor italiano.

«Porque además en los informes oficiales nunca se reflejaba la realidad de los reportes de los observadores. Entonces los felicito porque es eliminar el engaño de la OEA en las observaciones electorales»; expresó César Roble, exobservador de la OEA.

Proceso de elecciones

Foto: Reunión virtual sobre temas de política en Nicaragua y las elecciones / TN8
Foto: Reunión virtual sobre temas de política en Nicaragua y las elecciones / TN8

Roble agregó que como oposición «cuando tú ves una encuesta seria, responsable y transparente que habla que Daniel Ortega tiene 65% de aceptación, estoy hablando Daniel Ortega no del Frente Sandinista, de Daniel Ortega como individuo es fácil eludir que es el evidente ganador; entonces lógicamente hay que montarle toda una campaña de fraude».

En Nicaragua como en otros países de Latinoamérica se ha renunciado al neocolonialismo que pretende imponer Estados Unidos. Y lo han hecho con el despertar de consciencia y la participación ciudadana, señalaron en las intervenciones.

«Su determinación de defender su soberanía es muy inspirador para nosotros aquí en los Estados Unidos. Podemos aprender mucho de cómo se ha desarrollado en Nicaragua la conciencia política necesaria para resistir los intentos de socavar la legitimidad de su gobierno y sus elecciones»; señaló David Paul, involucrado en la campaña Las Sanciones Matan.

No más agresiones para Nicaragua

Foto: Reunión virtual sobre temas de política en Nicaragua y las elecciones / TN8
Foto: Reunión virtual sobre temas de política en Nicaragua y las elecciones / TN8

Además, pusieron sobre la mesa la necesidad de crear un frente universal para enfrentar no como individuales las agresiones hacia un país como si fuesen dirigidas hacia todos.

«Estamos planteando consolidar un foro mesoamericano. Fundamentalmente como una construcción de carácter de poder popular, de poder social, de poder comunal y nos planteamos también un proyecto indoamericano y caribeño«; expuso Hernán Villatoro, del movimiento Nuevo País, México.

Igualmente Christian Lamesa, periodista argentino, expresó; «nosotros tenemos la obligación de ir encolumnados tras de aquellos que están cuestionando este sistema perverso que nos gobierna hace siglos, que es este capitalismo globalizado».

Así mismo dijo que no hay que dejar separar los sectores populares; «ya sea a través del dinero que reciben algunos que se han vendido desde nuestros sectores o desde premisas falsas que tratan de instalar en nuestros movimientos«.

Los movimientos integrados por periodistas, líderes sindicales, miembros de partidos políticos y otros actores sociales continuarán su participación en el espacio de reflexión.

Así miden los avances en materia de democracia alcanzados en cada uno de sus países y en la regiones a las que pertenecen.