Sophie Turner quería suicidarse, descubre que la llevó a esto

Por: || || Hora: 8:28 a.m..
serie hbo, sophie turner, juego de tronos, depresion, enfermedad, suicidio,
Referencia

Tendemos a admirar e idolatrar el tipo de vida de muchos personajes famosos sin caer en la cuenta que, tal vez, su mundo no es tan ideal como nos lo pintan. 

Sophie Turner acaba de sincerarse acerca de las consecuencias de la fama y cómo la críticas por su papel de Sansa Stark en Juego de Tronos la llevaron a caer en una depresión por la que incluso llegó a pensar en el suicidio.

Hace unas semanas Sophie Turner revelaba que había sufrido ansiedad y depresión por su personaje en la famosa serie de HBO. Ahora la actriz de 23 años ha abierto más su corazón contando detalles de cómo vivió los peores meses de su vida en ese estado mental.

Cuando Juego de Tronos explosionó no lo hizo solo como serie sino que abocó a todos sus personajes a un escrutinio constante, y Sophie fue uno de ellos. 

Las críticas a su personaje le llovían en las redes sociales, y aunque en realidad no tenían nada que ver con su persona, ella no pudo llevarlo bien.

“Simplemente me lo creía. Yo decía ‘sí, tengo pecas. Estoy gorda. Soy una mala actriz’. Simplemente me lo creía. Iba al departamento de vestuario a decirles que me estrechasen el corsé un montón de veces. Me volví muy maniática conmigo misma”, explicó en una entrevista para el podcast Phil in the Blanks.

Esas inseguridades la llevaron a comenzar con los síntomas de una depresión, como las ganas de estar constantemente sola o la falta de motivación.

Te interesa: Esto costó cada episodio de "Game of Thrones

 “La sensación de soledad empeoró por el hecho de haber elegido mi carrerea en vez de ir a la universidad como el resto de mis amigos o mis dos hermanos. No tenía motivación para hacer nada ni para salir. Ni tan solo quería ver a mis amigos. No salía ni iba a comer con ellos”, reveló.

Sophie Turner lo pasó muy mal lidiando con todo aquello: “Tan solo lloraba y lloraba y lloraba mientras me cambiaba y me ponía la ropa. Me decía ‘No puedo hacer esto. No puedo salir fuera. No hay nada que me apetezca hacer’”. Y de hecho, la pesadilla aún no ha acabado.

“Llevo cinco o seis años sufriendo depresión. El mayor reto para mí es salir de la cama y salir de mi casa. Aprender a quererse a uno mismo es el mayor de los retos”, comenta la actriz de Juego de Tronos.

Y es que Sophie Turner lleva combatiendo los problemas mentales desde que tenía 17 años, y aunque asegura que sería incapaz de hacerse daño a sí misma sí que es cierto que en algún momento llegó a pensar en el suicidio.

Sophie Turner toma medicación para combatir la depresión y se siente “mucho mejor”. La ayuda y el tratamiento recibido han tenido un efecto positivo en la actriz que en breve se casará con su prometido, el cantante Joe Jonas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Sophie Turner (@sophiet) on

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Sophie Turner (@sophiet) on

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Sophie Turner (@sophiet) on

 

tags:

La Vanguardia

La Vanguardia

.