Queda grabado brutal golpeada que recibió una mujer en Costa Rica

Por: || || Hora: 2 p.m..
costa rica, golpes, mujer, pareja, grabacion, sacerdote, disparos, defensa,
Canales fue detenido gracias a la valentía del sacerdote Marco Morales Foto: Referencia

Una mujer por poco muere a manos de un hombre de apellidos Canales Gallo en Sardinal de Carrillo, Guanacaste.

La agresión en la que se ve al tipo con el cuchillo en mano quedó grabada y es parte de las pruebas de las autoridades.

Canales fue detenido gracias a la valentía del sacerdote Marco Morales, quien lo enfrentó con su propia arma de fuego y logró detenerlo hasta que llegara la Fuerza Pública.

A Canales le impusieron 15 días de prisión preventiva, mientras el proceso se lleva en los Tribunales de Flagrancia y el próximo 20 de enero sería condenado.

Lee también: Hombre es asesinado a balazos y queman su cuerpo en Costa Rica

Sacerdote dispara para impedir fuga de agresor

Con la intención de evitar que un agresor escapara de la policía el sacerdote Marcos Morales Mora, de la parroquia San Jerónimo en Sardinal, Carrillo, Guanacaste, accionó su arma de fuego en al menos tres ocasiones mientras estaba a pocos metros del sospechoso. VIDEO

Los hechos ocurrieron cuando el sujeto al que identificaron con los apellidos Canales Gallo aparentemente agredió e intentó matar a su expareja. De acuerdo con el Ministerio Público todo comenzó luego de que el hombre abordara a la mujer en el parque de Sardinal.

Ahí la amenazó con un cuchillo y la obligó a caminar 100 metros junto a él. En determinado momento la femenina se defendió, pero el sospechoso al parecer la atacó con el arma blanca provocándole lesiones en el pecho y las manos.

En la oficina de prensa del Ministerio de Seguridad Pública manifestaron que luego de que les ingresara una llamada por un caso de violencia doméstica cerca del templo en Sardinal, al sitio se movilizaron los oficiales locales.

En apariencia, cuando Canales se percató de la presencia policial se dio a la fuga y fue ahí cuando ingresó a la parte externa de la parroquia. Según dijo Morales, el supuesto agresor rápidamente saltó un muro pequeño para meterse al jardín de la casa cural.

En ese momento una de las puertas del inmueble estaba abierta porque minutos antes Morales salió a pasear a los perros, actividad a la que suele llevar consigo su arma de fuego, de la cual aseguró cuenta con permiso de portación.

“Tengo portación de armas desde hace 12 años. Como la propiedad es muy grande y oscura siempre llevo el arma conmigo por aquello de algún incidente. Yo estaba entrando de pasear los perros y escuché gritos, como que a alguien estaban matando. En la iglesia tenemos como 16 cámaras de seguridad porque la inseguridad es grande, entonces las reviso y veo que la esquina frente a la iglesia hay un pleito”, explicó.

tags: