Barcelona se aleja más del Real Madrid

Por: || || Hora: 8:23 p.m..

Luis Suarez marcó el gol decisivo para el Barcelona y Claudio Bravo salvó luego la victoria del equipo azulgrana por 2-1 sobre el Real Madrid el domingo, y que deja a los catalanes con vía libre para conquistar su 23er título de campeón de la liga española

En un trepidante partido en feudo azulgrana, el Madrid logró nivelar transitoriamente el tanto del local Jeremy Mathieu a los 19 minutos mediante una diana a los 31 de Cristiano Ronaldo. Pero los merengues fueron incapaces de volver a batir a Bravo en sus siguientes y numerosos arribos y finalmente cayeron víctima de la octava diana liguera de Suárez (56). Sin contar con una gran actuación del argentino Lionel Messi, el Barsa se bastó de las intervenciones del arquero chileno y el goleador uruguayo para sumar una victoria que le sitúa con 68 puntos en lo alto de la tabla clasificatoria y deja al Madrid con 64, restando 10 fechas para la conclusión del campeonato. El Valencia, que el viernes goleó por 4-0 al Elche, clasifica tercero con 60 unidades, mientras que el vigente campeón Atlético de Madrid derrotó por 2-0 al Getafe el sábado y figura cuarto con 59. En un clásico marcado por el ilimitado potencial de los respectivos tridentes atacantes, el juego se entregó a los arrebatos propios del fútbol en su versión más juvenil, silvestre y tácticamente irreverente. La supuesta mano floja del madridista Carlo Ancelotti permitió que brillara Karim Benzema en su rol de generoso y hábil repartidor de juego, y se desdoblaran sin remilgos los laterales Marcelo y Dani Carvajal, livianos, alegres y punzantes en sus constantes incorporaciones. El Barsa reflejó fielmente el carácter desafiante e improvisador de Luis Enrique, tan tenso como atropellado, siempre voluntarioso a la hora de buscar el área visitante. Así, Andrés Iniesta apenas tardó un minuto en disparar al arco de Iker Casillas y Messi anunció su presencia poco después con su primera sotana, dejando en evidencia a Toni Kroos. Cristiano, abucheado como siempre, se ofreció como nunca retando en velocidad a Dani Alves y acudiendo luego rematar la primera delicia de Benzema, pero estrelló su acrobática volea en el travesaño. Siguiendo el toque de corneta de su estrella, el Madrid se animó con un zapatazo de Isco Alarcón y un cabezazo de Sergio Ramos, ambos desviados. Observador camuflado, Messi apareció de pronto para ejecutar un tiro libre que supuso el primer gol del Barsa en cabezazo pletórico de Mathieu desde el corazón del área, infiltrado entre Ramos y Carvajal. Con el arma añadida de la pizarra, los azulgranas se dispusieron a encarrilar el choque, pero Neymar marró un remate franco ante Casillas tras disparo mordido de Suárez que hubiera supuesto el segundo, y el Madrid se levantó de la lona para impactar el mentón de su rival. El golpe lo asestó a la contra Cristiano con el exterior del pie derecho y el argentino Javier Mascherano llegando a rebufo, espectador de lujo del tacón perfecto de Benzema al espacio previamente creado. Con poca participación de Messi y menos acierto de Neymar, los azulgranas buscaron la orilla del descanso y la alcanzaron a duras penas, salvados por un gol anulado al Madrid por posición adelantada, una excelente mano de Bravo a cañonazo de Cristiano y la escasa puntería de Gareth Bale en su derechazo a quemarropa. En la reanudación, el partido mantuvo el mismo tono y un Bravo firme ante nuevo latigazo de Benzema en combinación con Cristiano. La atajada posibilitó que el Barsa se pusiera de nuevo en ventaja gracias al tesón de Suárez, incansable en sus desmarques, y la visión de Alves, quien soltó un pelotazo bien ganado por el uruguayo, instintivo definidor en el cruce sobre Casillas. Con el público crecido y el Madrid resquemado, el choque se trabó en un mar de faltas, protestas y tarjetas del que emergió la versión más bulliciosa de Neymar, cegado ante el arco por el vértigo de su eléctrica escapada, incapaz de descargar sobre un desmarcado Messi en última instancia. A falta de 20 minutos, el argentino constató el marcador y enfocó el tercero en una diagonal marca de la casa, pero su comba envenenada escapó el plano por poco y tampoco acertó a finalizar su siguiente infiltración Neymar, para desespero de Suárez. Sin margen para el error, el Madrid se lanzó a por Bravo y encontró de nuevo a un arquero con mayúsculas, capaz de salvar en elástica estirada la última bala de Benzema, rebotada en la defensa y con sello de gol. En anteriores cotejos de la jornada, el Sevilla ganó por 2-0 en cancha del Villarreal, Deportivo La Coruña y Espanyol empataron 0-0 y la Real Sociedad venció 3-1 al colista Córdoba. BARCELONA, España (AP)

tags: